Atracción de mariposas, abejas y colibrís por medio de las flores

¿Y quién quiere atraer abejitas, mariposas y colibrís en los jardines?

 

Abeja en girasol

Abeja en girasol Sol Naciente

Las flores son la expresión de la vida, un lugar donde las células reproductivas de la vida vegetal se fusionan. Es el elemento que representa la vida, lo que florece, que genera belleza, esperanza y alegría.

Las abejas, las mariposas y las colibrís son elemento clave para un jardín ecológico. Muchas plantas ornamentales y comestibles dependen de estas especies para pasar el polen de un lado a otro (reproducirse) y formar frutos o semillas. Se consideran grandes polinizadores.

Las abejas se ven atraídas por el polen y el néctar. Las mariposa y colibrís solamente buscan néctar, esto no los  limita a trasferir polen.

La forma y el color de la flor depende el efecto que tenga sobre estos polinizadores en nuestro jardín. Las plantas como los girasoles, lantanas, lavanda y otras hierbas florecientes son favoritas para las abejas porque contienen mucho polen y mucho néctar. Prefieren flores de color blanca, amarilla y azul.

Abejas en girasol

Abejas en girasol Sol Naciente

Los colibrís prefieren las flores en forma de campana, donde el néctar es difícil para los otros insectos y con su distintivo pico lo logran alcanzar. Les atrae las flores rojizos, naranjas y blancos.

Las mariposas andas detrás de los colores brillantes y llamativos como el rojo, amarillo, morado y

 

por formas mas planas para poder descansar mientras consumen néctar. También sembrar plantas hospedaras de orugas, como la odontonema (coralillo) o stachytarpheta (rabo de zorro) ya que cuando maduren se trasformaran en hermosas mariposas. Hay muchas plantas con frutos llamativos para aves cantoras, que colaboran con la dispersión de semilla.

En el mundo hay mas de 200 000 especies de abejas y en Costa rica se conocen 650, incluyendo especies solitarias y sociales. Las plantas nativas atraen muchas especies de abejas, mariposas y colibrís nativos. Se recomienda sembrar especies nativas para regenerar y conservar especies que se han ido reduciendo por el impacto ambiental.

La perdida de espacios verdes, la fragmentación de los bosques, la expansión de monocultivos, el uso de pesticidas y herbicidas, las variaciones en la temperatura, las lluvias inesperadas y fuegos encontrados son causas de la reducción de la cantidad de polinizadores.

Una forma ayudar a mitigar este efecto es sembrando flores en nuestros jardines.

 

Hay que elegir un lugar con mucha luz directa y con protección contra el viento, sembrarlas en grupos grandes. La alta densidad crea un espacio mas cómodo para los insectos y animales. Usar plantas de diferentes alturas para ir reduciendo el viendo y que estos polinizador lleguen a visitar nuestro jardín buscando alimento y bien estar.

Puedes tener más inspiración en nuestro canal de YouTube o bien en nuestro FaceBook

Por Ximena Vargas

Colibrí en flores

Colibrí en flores Sol Naciente

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *